¿Qué hace un promotor de ventas?

El promotor de ventas es la persona encargada de hacer demostraciones en establecimientos comerciales, ferias y domicilios particulares. Estas demostraciones tienen como objetivo persuadir a los clientes potenciales para que compren sus productos.

Actividades del promotor de ventas

El objetivo principal de los promotores es aumentar la venta de sus artículos. El promotor debe realizar una serie de tareas para lograr dicho fin.

  • Ejecutar los planes de marketing y promoción de ventas de las unidades comerciales de acuerdo con los parámetros establecidos.
  • Negociar ubicaciones en los puntos de venta que permitan exponer los artículos.
  • Mantener los espacios de los puntos de venta en buen estado y en una ubicación privilegiada.
  • Hacer un balance del inventario.
  • Promover la venta de artículos al usuario final destacando sus ventajas.
  • Informar sobre el número de personas presentes en cada punto de venta.
  • Elaborar un informe de gestión sobre las acciones realizadas en su área de responsabilidad.
  • Ayudar a la dirección en la ejecución de proyectos y otras actividades planificadas. 

Habilidades del promotor

Es vital que el profesional tenga talentos, aptitudes y capacidades cruciales para que sea eficaz en la publicidad de sus productos.

  • Responsabilidad.
  • Dinamismo.
  • Proactividad.
  • Habilidades de comunicación y negociación.
  • Iniciativa en las habilidades de persuasión.
  • Dedicación a la consecución de objetivos.
  • Habilidades en los negocios.

Además de los métodos de venta, el experto debe tener un conocimiento profundo del producto e información especializada sobre el mismo.

En general, el promotor es el primer punto de contacto con su público, por lo que una conexión positiva es la base de su imagen, de la empresa y del producto que promociona. Los profesionales que son corteses, educados y amables serán recordados como tales.

Si desea contar con los servicios de un promotor de ventas, existen diversas agencias de promotores en DF que son expertas en este ámbito. Póngase en contacto con alguna de ellas y le proporcionarán el personal adecuado en función de sus necesidades.

¿Por qué utilizar un servicio de promotoría?

Persuadir y negociar con los autoservicios para que registren sus artículos es un esfuerzo difícil. Es probable que algunos comercios crean erróneamente que éste es el fin de su actividad comercial, lo que no es el caso. El objetivo principal es aumentar las ventas y muchas empresas no lo consiguen porque carecen de una estrategia publicitaria.

Existen varios métodos para obtener buenos servicios de promotores, uno de ellos es contratar a una organización externa de Recursos Humanos, con la finalidad de localizar al promotor perfecto utilizando metodologías especializadas. Dado que los promotores son también un elemento clave de la estrategia de promoción, es fundamental que el proceso de contratación de los mismos sea lo más eficiente posible.

El promotor también es una parte importante del proceso de ventas, debido a que es el responsable de aplicar el plan de promoción, así como de mantener las zonas limpias, destacar las características del producto, hacer el inventario, entre otras cosas.

Beneficios de tener una estrategia de promotoría bien definida

  • Evaluar el trabajo de los promotores y determinar su potencial de rendimiento.
  • Garantizar que el promotor se presente en las instalaciones y realice sus tareas con eficacia.
  • Organizar los procesos de forma adecuada.
  • Confiar en la veracidad de la información que recibe.
  • Cumplir con los niveles de satisfacción de las cadenas de autoservicio.
  • Conocer a sus competidores.

La promoción es, sin duda, una actividad crucial para aumentar las ventas, atraer nuevos clientes y mejorar el conocimiento de la marca en el punto de venta. Esto le permite identificar los deseos de sus consumidores y ser capaz de abordarlos completamente para cerrar un trato.